Con un llamado a la no violencia, nuestro colegio participó en misa de inicio de año escolar

El pasado viernes 25 de marzo en la Catedral de Chillán, nuestro colegio participó en la tradicional misa de inicio del año escolar, organizada por la Vicaría para la Educación de la Diócesis San Bartolomé, que contó con la presencia de delegaciones de todos los establecimientos educacionales católicos de la región y sus respectivas autoridades escolares.

La instancia fue presidida por el obispo de Chillán, padre Sergio Pérez de Arce, quien estuvo acompañado por el vicario para la Educación, padre Gonzalo Gómez; el vicario pastoral, Luis Flores; y los presbíteros, Luis Concha, René Gómez, Esteban Muñoz y Boanerges Correa.

En la oportunidad, el obispo de Chillán hizo un llamado a erradicar para siempre la violencia en todos los ámbitos de la vida, recordando asimismo la triste guerra que se vive en Europa por estos días. “Hoy, en este mundo concreto, ¿Cuál es la voluntad de Dios? Una cosa concreta es que Dios quiere la paz, que seamos artesanos de la paz. Ustedes están viviendo en un mundo que tiene tantas contradicciones. Tiene, por un lado, avances increíbles que antes nadie vivió, pero tiene cosas terribles como una guerra. En este mundo concreto (porque Dios me habla ahí también) nos dice que tenemos que ser constructores de paz. No obstante, y lamentablemente, a veces también somos constructores de violencia”.

“Hemos visto las noticias de estos días, me encontré con hechos de violencia escolar en Talcahuano, violencia en colegios como los nuestros. En otro hecho confuso, vecinos mataron a un joven que ellos pensaban que quería cometer un delito, pero la cosa concreta es que lo mataron a golpes, gente como uno mató a una persona a golpes, ¡a golpes! También somos capaces de ejercer violencia, pero no puedo ceder a eso, la violencia no soluciona nada. La violencia no va a solucionar el problema de la guerra, la violencia no soluciona el problema del colegio en Talcahuano. Ningún problema en nuestra familia o en nuestro curso se soluciona con violencia. Ahora, les pido algo que no es fácil, pero tenemos que pensar en el otro, poner al otro en el primer lugar y tengo que siempre respetarlo. Saber que no es bueno actuar con violencia, sino que ser constructores de paz”, invitó.

A su vez, el padre Sergio recordó que ese viernes se celebraba la Fiesta de la anunciación. “Jesús partió su vida humana en el vientre de la Virgen, la vida humana que está en el vientre materno la tenemos que respetar, por eso los católicos y otras personas rechazamos el aborto, porque la vida humana en el vientre materno tiene una dignidad única y nadie puede atentar contra ella. ¿Se imaginan que alguien hubiera atentado contra la vida en el vientre de María? No tendríamos a Jesús”, indicó.

En la misa de inicio de año escolar 2022 además se llevó a cabo la lectura de la oración que se invocó en todo el mundo para pedir por la paz entre Rusia y Ucrania.

 

Ver También

Liturgias de celebración por el 19° aniversario de nuestro colegio

Con eucaristías de celebración para agradecer los diecinueve años de existencia, el Colegio Bicentenario Padre …